miércoles, 15 de agosto de 2007

AccentLost Strikes Back!

Entre los amiguetes tenemos una costumbre bastante (in)sana y divertida que consiste en respetar los servicios de los bares/cafeterias de todos los lugares a los que acudimos en nuestras escapaditas cachondeiles...

Este respeto se basa en que cuando estamos haciendo turismo, no entramos en los bares EXCLUSIVAMENTE a mear, y por respeto a la ciudad que visitamos, tampoco lo hacemos en las calles (salvo que esten cerrados los bares, claro!), esto significa que cuando alguno tiene ganas de mear, el grupo completo entra en un bar, pide una ronda de cervezas, y el interesado mientras tanto, echa una meadita, y se toma una birrita...

El problema (problema?¿?) es evidente, a mas cerveza, mas ganas de mear, problema (problema?¿?) que en combinacion con ser un, mas o menos, nutrido grupo de gente, hace que las paradas sean cada 30 minutos al principio, y en todos y cada uno de los bares que encontramos al final.

1er resultado: apenas si recorremos un par de calles al dia, con lo que hacer turismo es una labor muy dificil.

2o resultado: acabamos con unas mierdas espectaculares

Recuerdo un año en Barcelona, la ascension al parque guell (o como cojones se escriba) fue una ardua tarea que nos llevo una mañana entera, y hasta que no llegamos a los urinarios publicos que hay en este parque, en los que, sorprendentemente, no se sirve cerveza, no empezo a bajar el ritmo de visitas de cambio de agua del canario, llevo horas y horas llegar a la puerta, y bares y bares, claro!

Pues ciudades como Paris, al respecto son cojonudas, ya que hacer una estupidez como esta que os narro, en una ciudad de semejante categoria, es absolutamente prohibitivo, pongamos que entramos en una docena de bares para tomar una docena de cervezas... esto podria conllevarnos una cuantiosa perdida economica de entre 50 y 80 L€uros...

Alli he tomado un poco de aqui y un poco de alla, para mi desgracia alli no hay mahou, y a mi las cervezas de barril, como que no (soy uno de esos raritos que donde todos piden una caña, yo me pido un botijo de mahou, a no ser que no haya mahou, que entonces prefiero la caña), asi que por acudir a lo seguro y no hacer experimentos con gaseosa, me pedi varias coronas, cerveza que no es de mi adoracion, pero es un valor seguro (algo asi como el big mac en un pais desconocido), pague por los 33cl desde 4 hasta 6L€... todos igual de caros, pero el ultimo sangrante.

Luego, en bares de peor calaña, en los que el camarero no te trae amablemente una carta en la que figuran todas las marcas de cerveza que tienen, yo no tenia el chichi para farolillos, y mucho menos para hablar en frances, lengua en la que no me manejo una mierda... y sin muchas ganas de practicar mi patetico ingles con ningun vuelcafresas, pues iba a lo seguro... "an bier, si vu ple"

Entonces, el vuelcafresas, ante mi dominio del idioma, me preguntaba con gesto inequivoco acerca del tamaño de la cerveza, yo como buen español que soy, separaba las palmas de mis manos lo mas posible, e indicaba que el tamaño del vaso debia ser grande que te cagas.

Y de esta forma pague desde 6 hasta 8L€ por un, NO TAN GRANDE, vaso de medio litro de cervecita... es doloroso dar un trago de algo y pensar que acabas de ingerir 2L€ de lo que sea...

Y muchas cosas mas que contaros de mi visita al pais de los vuelcafresas... pero eso en otra ocasion, ademas, a ver si os pongo unas fotos artisticas (esas de la camara disparandose sola) de un viaje que ha molado un monton...

7 comentarios:

aidich dijo...

Jopeeeeee qué envidia!! (por la cerveza no, por París).

No pido, EXIJO fotos :)

Por cierto, por qué los llamas vuelcafresas???

Verónica dijo...

aidich... QUE POR QUÉ???

Pero bueno... tú no veías las noticias o qué??? xD

Por cierto, me alegro de que te lo hayas pasado tan bien estas vacaciones. YO TAMBIÉN QUIERO FOTOOOOSSS!!!!!

Maximus dijo...

Bienvenido a casa, hombre del acento fermentado. El país de la cerveza asequible celebra tu regreso.

AccentLost dijo...

Fenomenos todos, figuras!!

Lo de vuelcafresas era por aquellos incidentes de que nos tiraban los trailers abajo con las fresas y demas frutas en la frontera, pero bueno, aquello es agua pasada, y tengo algun que otro amiguete frances, y amigablemente les decia "gabachos vuelcafresas", pero ya digo que es todo amigable...

De momento, he pasado solo un par de dias por Madrid, ahora mismo estoy en Huelva con terroncito, ya la semana que viene creo que definitivamente estare en Madrid hasta que inicie de nuevo mi etapa laboral (JA!, como si yo trabajase...)

Lo dicho, me alegro mucho de estar de nuevo entre vosotros, un abrazo muy fuerte a todos!!

Por cierto, bienvenida Veronica!, me alegra mucho verte por aqui, y espero que eso suceda en mas ocasiones...

Saludos desde la playita (envidia insana para todos :P)

Clark Kent dijo...

La playa no me da ningún tipo de envidia. Soy blanco como una tableta de Milkybar y aspiro a llegar a la categoría "nuclear" en breve.

Por lo demás, bienvenido de vuelta, pervert!! Se te echaba de menos. Una cerveza de medio litraco en Praga = 25 coronas checas... o sea, menos de un euro. Lois and me took advantage of that. Pondré fotos en breve. Haz lo propio.

Verónica dijo...

cuenta con ello ;)

Sophie dijo...

ocho napos y no eran de trigo????
dolorrrrrrrrrrrrrrrrr

;)