miércoles, 14 de enero de 2009

episodios academicos pt.II

Hace mucho, mucho tiempo (creo que por el '89 o '90), mi padre tuvo a bien apuntar a mi hermano mayor a unos cursos de AutoCad, cuando este software, en su version 10, era el que partia el bacalao en el mundo del CAD.

El curso costaba un pastizal de tres pares de pelotas, asi que la mente de empresario de mi padre, le empujo a rentabilizar al maximo su inversion, y obligo a mi hermano (y por extension, a mi) a que me fuera enseñando todo lo que el aprendia al volver a casa, hecho que, por cierto, marco mi vida profesional y gracias a lo que ahora estoy donde estoy, pero eso es otra historia.

El caso es que con 10 o 12 años, no habia muchos chavales que se manejaran con soltura en estas lides, y yo me dedicaba a usar estos conocimientos como cualquier otro hubiera hecho: para hacer trampas.

No tardando mucho, en el colegio, en la asignatura de dibujo, empezamos a rotular los dibujillos, y vi el cielo abierto ante tales ejercicios... como por temas de trabajo, teniamos una estacion CAD en casa de puta madre, con plotter incluido, me pase medio curso completo haciendo los trabajos en AutoCad, y pasados los años, me doy cuenta que seguramente consumi mas tiempo introduciendo "pequeños errores a drede" en los dibujos, y haciendo algunas marcas a mina, que si los hubiera hecho de forma legal desde un principio.

Como dicen en Layer Cake... "si alguna vez tienes que matar a alguien, no se lo digas a nadie", pues esto igual, sentia que la trampa era tan grande y tan brillante, que jamas lo comente con nadie... porque:

a.-) Me veia haciendole dibujitos a todo el mundo, con el peligro de levantar la liebre al haber mas muestras donde pillar, ademas... las mujeres tendrian que devolverme el favor con sexo... que asco... :P

b.-) Si a mi padre le llevo una nota del profesor para reunirse con el, me parte la cara, pero despues de que le contase que estaba utilizando su estacion CAD de casi dos millones de pesetas de las de entonces para hacer trampas, entonces me cruje del todo.

De todas formas, pasados los años, creo que no hubiera pasado nada, y que de hecho mi padre se hubiera sentido orgulloso, vale que "trampas: mal", pero, al fin y al cabo, lo unico que hacia era practicar para el futuro... quien sabe, si no hubiera sido por hacer trampas, tal vez nunca hubiera despertado interes en mi el diseño asistido por ordenador, rama en la que mi padre (y yo mismo) se beneficio bastante conmigo años despues.

5 comentarios:

Maskuko dijo...

Y esto lo comentas ahora que estoy sentado delante de mi pantallita de Catia, acabo de cerrar Unigraphics y me espera una dura pelea con I-deas. Menos mal que he dejado atras el AutoCAD, aunque ciertamente, para hacer planos sigue siendo de lo mejorcito, aunque se empeñen en empeorarlo version a version.

Viva el CAD!! y que viva mucho, por que sino, a ver de que vivo.

Gouglina dijo...

yo creo k en su momento tu padre si k te habria crujido...
pk ya le puedes tu decir k es para el futuro k nanai...
eso se ve ahora... pero kien te iba a decir en akel momento k eso te ayudaria tanto en un futuro...

como se lo digas atus futuros hijos estas perdido...
pk entonces diran
" el papa tb hacia trampas... joooooo"
jajajaj

RAMPY dijo...

La última reflexión de tu post, queda un poco "heavy", ¿no?
No, fuera de bromas, a veces tienes que hacer cosas que no te gustan para conseguir aquello que te gusta.
No sé cómo se llama eso, puesto que la verdad no es absoluta y esto es absolutamente cierto.

Daniel dijo...

Ay AutoCad, que buenos recuerdos. A día de hoy aun se usa en mi facultad, más incluso que Catia. Y es que para muchas máquinas de control numérico es el programa que mejor les viene. Seguro que tu padre está orgulloso de ti. xD

Muse dijo...

Jo, no mola cuando no sé de qué habláis. Es lo que tiene estar en una carrera de letras.
Accentless: ¿qué tal te fue después en la uni con las notas y eso? Porque o parece que la informática sea de los más fácil.