viernes, 25 de enero de 2008

Cuidadin con las coñas

Hace ya algun tiempo (par de años o tres) teniamos un proyecto entre manos, bastante chulo, sobre verificaciones tridimensionales (me aburro!).

El caso es que el cliente nos mandaba unas piezas, y tambien los modelos en 3D de dichas piezas.

Nuestro trabajo consistia en esencia en medir fisicamente las piezas en una tridimensional obteniendo una serie de puntitos, que luego se meten en el modelo y se compara la desviacion.
Pues bien... despues de unas 300 piezas, con unas 30 ternas de puntos metidas por pieza(es decir, despues de escribir un valor del tipo:"345,657mm" en 3x30x300=27000 ocasiones) me llega un correo electronico con un archivo adjunto "Para AccentLess.Rar" (sustituyase AccentLess por el nombre de mi empresa)

Uy... leamos, leamos... "debido a un error en nuestro sistema de archivos por ediciones, bla, bla, bla, le mandamos los ultimos modelos que corresponden con las piezas que estan midiendo, y anulan los modelos anteriores, que no corresponden con estas, bla, bla, bla... esperando que esto no les ocasione incoveniente, me despido atentamente"

Y tu puta madre en bicicleta, hijo de perra!

El caso es que en uno de esos intentos por sacar risas de donde parece imposible, conteste al correo de la forma que crei precisa.

Elabore un modelo espectacular, que meti en un archivo "Para pepiño.Rar" (sustituyase pepiño por el nombre del cliente) y lo adjunte a un correo que decia algo asi como "Tomamos nota de su apreciacion, y antes de continuar perdiendo el tiempo, rogamos comprueben y nos comuniquen la validez de los modelos adjuntos metiendoselos por el culo"


Al final, evidentemente, ni se mando ni se hizo nada... PERO, el modelo arriba mostrado quedo guardado en el ordenador...

Y si... si ha pasado lo que todos os temeis, estas cosas se suelen guardar en la ruta mas larga posible del ordenador, alla donde se guarda el porno y todas las descargas del ares, por si algun dia alguien te enciende el ordenador, no se lleve una sorpresaza, pero, puta casualidad, hace ese par de dias, necesite enviar la carpeta completa a un proveedor... y la comprimi enterita, sin caer en la cuenta de lo que contenia...

Toma rar chulo que acabo de hacer sin saberlo... escribo, adjunto, y envio...

Pero toda esta historia tiene un final feliz, y es que la carpeta no solo contenia esta pedazo de polla bionica, tambien habia unos cuantos emepetreses sueltos, asi que el rar resulto pesar bastante, y la barra de envio iba inusualmente lenta, hecho que reconecto los cables en mi cabeza, y me hizo acudir raudo y veloz al boton cancelar, que fue oportunamente pulsado antes de que perdieramos un proveedor por la coña...

Ademas de final feliz, tambien tenemos moraleja... las tonterias en el ordenador, no hay que tenerlas, y de tenerlas por ser inevitable, que esten BIEN separadas de las cosas serias.

Buen fin de semana señores!, disfutarlo vosotros que yo creo que tengo reclusion... y no precisamente de la que te esposa a la cama... damn!

2 comentarios:

Maximus dijo...

Jajajaa... el diseño es buenísimo, mándaselo.
Sí que hay que tener cuidado con las coñas. En los periódicos hay miles de casos de coñas entre redactores que al final se acaban publicando... Aunque no es la mejor, esta fue muy popular:
http://www.jluis37.com/2003jun/tauro.jpg

Un abrazo y ánimo con esos 200 folios.

AccentLess dijo...

Mierda!, soy tauro!!

:P