jueves, 18 de septiembre de 2008

A cada cosa su valor


En un principio, desde el mismo instante que hice la foto, pense en escribir algo asi como: "Que bonito es tener tiempo para currarse las cosas"... asi un poco en plan cabroncete como soy yo.

Pero si algo es digno de envidias, no es tener un lunes de puente para ir a comprar vino y para meterse en la cocina a cacharrear con las berenjenas y abrasarse las manos con el horno... eso es una mierda... lo realmente valioso es que en la mesa haya dos platos, dos copas, y frente a mi, terroncito.

5 comentarios:

Dorwinrin dijo...

Esto no se hace, a estas horas de la mañana, y yo sin desayunar :P

Dios, qué hambre, qué buena pinta tiene eso!

(si ahora se me agujerea el estómago te demando)

Gouglina dijo...

k mas se puede pedir para una velada perfecta????
yo creo k nada mas...
espero k disfrutarais la cena y ... el postre!!!
jjejejejj

aidich dijo...

pero qué tierno eres cuando quieres leñe :)

pati dijo...

Es maravilloso cómo le das ese valor a las cosas...

Felicidades, pues! :)

Comprar vinos dijo...

Una muestra de lo maravillosamente loco que es el ser humano. Un post como éste, dos por encima de un post como el otro...
Me gusta la gente con aristas. Felicidades